La golondrina


La música y las palabras de Carmen Maura y Dafnis Balduz llenan los teatros de España de amor, respeto y paz.




Al entrar en el teatro, las ganas de ver a una leyenda del cine español como Carmen Maura, hace que el público se siente en su butaca casi hipnotizado por el rojo del telón. Sabemos que comparte escena con otro actor, Dafnis Balduz, una cara desconocida pero con un nombre que no se olvida.


Oscuro.


Empieza la función y vemos en el escenario a dos personajes maravillosamente humanos que luchan para superar la perdida de un tercero, ausente, pero que ha marcado la vida de ambos. Ramón necesita preparar una canción para hacer un memorial a su madre fallecida y por eso busca a la mejor preparadora vocal de la ciudad para que le ayude: Amelia. Esa canción tan importante para él, resulta tener un significado especial también para ella. A medida que la historia avanza, esa canción se convierte en el sello de unión de los dos personajes, representando un himno a La Paz y al amor libre y sin ataduras. Un ataque terrorista del año anterior unirá aún más a estos dos personajes, ayudándoles a entenderse descubriendo la verdad sobre ese terrible acontecimiento. Esa misma verdad les llevará a reflexionar sobre ellos mismos, sobre la fragilidad del amor y la dificultad de vivir en un mundo que no acepta las diferencias.

Esta obra, escrita por Guillem Clua y dirigida por Josep Maria Mestres, se inspira en el atentado del bar Pulse de Orlando (EEUU) del 2016; pero su canción abraza también el tiroteo de la sala Bataclán de Paris, el atentado de las Ramblas de Barcelona... y todos aquellos acontecimientos de odio que han hecho sufrir al mundo entero.


La verdad de los personajes va más allá del teatro: es una hora y media de puro sentimiento, reproche, odio, impotencia, nostalgia y por supuesto amor; un amor hacia la vida y el futuro en una interpretación magistral que enseña al público verdades como puños. La construcción de los personajes es naturalista y sus objetivos muy marcados. El conflicto durante el principio de la obra es desdibujado, casi sin importancia; pero con el pasar de las réplicas entre los dos personajes, coge cada vez más cuerpo hasta convertirse en un himno de amor para todos. Un trabajo de escucha y entrega actoral excelente que hacen que la obra tenga un ritmo maravilloso, sobre todo desde la mitad hasta el final.


La dirección de Josep Maria Mestres, se adapta a la perfección a la poesía contemporánea del texto de Guillem Clua. El espectador percibe la libertad interpretativa que ha dejado a los actores; pero a la vez, se nota su buen trabajo a la hora de dirigir los dos protagonistas hacia las entrañas de los personajes sin tensiones ni cohibiciones.


La escenografía realista va en línea con el nivel expresivo de la obra, aunque se echa de menos una mayor implicación de los personajes con todos sus elementos. Abraza muy bien a los dos protagonistas pero en ningún momento interviene o es importante para la línea de acción dramática. Quizás menos elementos en escenas hubiesen valorado más los verdaderos objetos importantes de la obra como el piano y la foto y se hubiese potenciado su misma esencia y poder dramático.


”Es un personaje muy distinto a los que estoy acostumbrada a interpretar...” comenta Carmen Maura en una entrevista, “...pero me siento muy cómoda defendiendo algo tan maravilloso como el amor universal”. Dafnis confiesa que su sueño de compartir escenario con una mujer “tan grande” se ha cumplido y que para ello ha trabajado muy duro y ha confiado en el destino: “Seguro que había actores más conocidos que yo que podían compartir cartel con Carmen, pero me han elegido a mí.” Un mensaje de esperanza para todos los actores que creen que la fama puede abrir todas las puertas: “por supuesto que ayuda, y eso es algo que ha existido toda la vida; pero he demostrado, preparándome a la perfección la prueba, que ¡este papel era para mí!


Una obra maestra que enseña sobre la vida, y sobre la importancia de la generosidad que los actores deben tener en un escenario. Un espectáculo para todos los públicos y que seguro no dejará indiferente a nadie.



Contacto

​Tel: 695 36 25 78

info@accionescenica.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Canal de Youtube Acción Escénica
  • Icono negro Pinterest
  • Icono negro LinkedIn

© 2019 by Acción Escénica