Contacto

​Tel: 695 36 25 78

info@accionescenica.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Icono negro LinkedIn
  • Icono negro Pinterest

© 2019 by Acción Escénica

La expresión corporal.

Una herramienta fundamental para el escenario y la vida.



La expresión corporal representa el lenguaje de todo nuestro cuerpo. Gracias a esta, el individuo expresa sus sentimientos, sus emociones, su personalidad a través de su forma de actuar. La expresión corporal es una herramienta fundamental para bailarines, actores, artistas y para cualquier profesional que use la comunicación como herramienta de trabajo.


La noción de expresión corporal apareció a finales de los 60, cuando el cuerpo era considerado como más que un simple “envoltorio“: era percibido como un vector de emociones y de creatividad. Igualmente, en esta época, se desarrolló el discurso sobre la liberación del cuerpo y surgen corrientes que privilegian su expresividad; oponiéndose así a la percepción deportiva del cuerpo.


De esta manera la expresión corporal, se ubicó entre la gimnasia y la danza considerándose una actividad para ambos sexos.

Hoy en día, y cada día más, este concepto cobra importancia en la vida personal y profesional de cada persona, ya que los estudios confirman que el 90% de la comunicación es no verbal y física. Esto conlleva un aumento en las conciencia de las personas sobre la importancia de entrenar esta herramienta comunicativa.



Características de la Expresión Corporal


La expresión corporal recurre a las emociones, a los sentidos y a las acciones físicas.

Permite la expresión de una emoción y le da un sentido a través de un movimiento con un objetivo claro: es decir a través de una acción.


Los sentidos son los protagonistas: la intención de una mirada y la manera en la que percibimos un sonido influye en nuestra forma de caminar. Todo está conectado. El movimiento del cuerpo no parte únicamente de una actividad física: se trata de la manifestación de este mismo desde diferentes perspectivas: psicomotriz, socio-afectivo y cognitivo.


Los ELEMENTOS que forman parte de la expresión corporal son:

  • Movimiento: este elemento considera aspectos de orden espacial, temporal y la intensidad con la que se realiza el movimiento.

  • Gestos: estos constituyen movimientos que expresan estados emocionales y poseen una carga significativa. Además, son reguladores de la interacción.

  • Expresión facial: Al igual que los gestos, la expresión facial posee una carga emotiva. La mirada y la sonrisa son factores determinantes que regulan la comunicación.

  • Postura corporal: Es la posición adoptada de forma natural según la situación en la que se encuentra la persona. Una postura determinada puede transmitir una emoción determinada. Por ejemplo, la postura hacia atrás puede significar desconfianza o inseguridad; las piernas cruzadas desconfianza, etc.

  • Acción: la suma de todos estos elementos usados con un objetivo claro convierten cada uno de ellos en una acción.



Tipos de Expresión Corporal.


Se pueden citar 5 tipologías de expresión corporal según Ekman y Friesen (1969):

  1. Emblemas: son los gestos utilizados que sustituyen el lenguaje verbal. Por lo general, poseen un significado en particular y son expresados de forma consciente. Cualquier parte del cuerpo puede estar involucrada al momento de expresar emblemas. Por ejemplo, un movimiento de cabeza para decir que sí o que no.

  2. Ilustraciones: son los gestos que acompañan al lenguaje verbal.

  3. Gestos reguladores: son los gestos que favorecen la comunicación y la interacción con otros. Un ejemplo de estos sería extender la mano para saludar o hacer contacto visual.

  4. Gestos adaptadores: son aquellos gestos a través de los cuales manipulamos o tocamos una parte de nuestro cuerpo. Estos pueden ser utilizados con el fin de disimular el verdadero estado de ánimo. Por ejemplo, la acción de rascarse es un gesto adaptador.

  5. Gestos como muestras de afecto: se asocian a los estados emocionales pero a diferencia de los gestos adaptadores, son importante para socializar ya que a través de estos, se comunican los sentimientos a otros.


Desarrollar la expresión corporal en nuestra vida privada y profesional ayuda a conseguir los siguientes objetivos:

  • Favorecer los procesos de comunicación.

  • Estimular y desarrollar la imaginación y la creatividad.

  • Trabajar y coordinar el ritmo interior y el ritmo propuesto de una fuente exterior.

  • Desarrollar la percepción, la observación y la escucha.

  • Desarrollar la espontaneidad y una actitud desinhibida.

  • Mejorar la comunicación a partir del lenguaje no verbal.

  • Fomentar el crecimiento personal a nivel interior y una actitud reflexiva, permitiendo la expresión del “yo” intrínseco del individuo.

  • Exteriorizar las emociones a través del cuerpo.

  • Estimular el conocimiento personal y la comunicación interpersonal.

  • Favorecer la aceptación y la valoración de la imagen corporal.



La expresión corporal posee múltiples beneficios, entre los que se destaca el desarrollo de diferentes estrategias para la eliminación del estrés. Igualmente, esta disciplina favorece la autoestima y previene la aparición de trastornos relacionados con la imagen corporal como lo son la anorexia y la bulimia. Por otra parte, la expresión corporal contribuye a mejorar la fuerza y la flexibilidad del cuerpo.


Asimismo, es una herramienta de gran valor que contribuye al desarrollo de la comunicación a través de los recursos expresivos del cuerpo y del movimiento. De esta manera, el individuo tiene mayor facilidad y aumenta su capacidad para la comprensión de otros códigos gestuales y corporales distintos al lenguaje verbal.


La expresión corporal estimula la autoconfianza y la extroversión y puede favorecer así, la pérdida de la timidez.


Por lo general, se le atribuye gran importancia a la comunicación verbal, dejando al margen casi siempre la comunicación no verbal, es decir, dejando de lado todo tipo de forma expresiva que no sea vocal. Sin embargo, la expresión corporal posee una gran importancia tanto en la vida privada como en el ámbito profesional.


En efecto, la expresión corporal es fundamental en el desarrollo de una comunicación efectiva y por lo tanto, para el desarrollo de relaciones sociales más positivas. Cuando dominamos la expresión corporal, podemos actuar de manera más consciente y más enfocada hacia nuestros objetivos. Además podemos empatizar mejor con la gente que nos rodea. Una persona que maneja una gestualidad que no genera ningún malentendido puede ganar más rápidamente la confianza y la simpatía de su interlocutor.


Esta gran herramienta comunicativa se puede trabajar a través de cursos monográficos o continuados, impartidos por especialistas que sepan sacar partido a las capacidades expresivas de cada uno, apartando así posibles miedos e inseguridades y potenciando las virtudes.