DEPORTES PARA ACTORES

5 entrenamientos DEPORTIVOS para potenciar nuestras capacidades artísticas.



Subirse a un escenario necesita una preparación anímica, física y mental que cualquier actor tiene que entrenar durante bastante tiempo. La comparación entre artistas y deportistas se ha escuchado en la boca de muchos grandes del escenario; pero realmente ¿cuáles son los puntos en común con el deporte? y ¿qué deportes nos ayudan a potenciar nuestras dotes artísticas?


YOGA: CONCENTRACIÓN Y ELASTICIDAD


Antes y durante una actuación, la concentración juega un papel fundamental en el trabajo del actor. Prepararse mentalmente antes de comenzar no es recomendable, sino obligatorio, si no queremos que nuestra mente nos juegue malas pasadas durante el espectáculo. En ese momento nos encontramos en un estado de nervios mezclado con ganas de actuar que, gracias a la concentración, podemos canalizar para convertirlos en nuestros aliados durante el show. La concentración previa al espectáculo es como un calentamiento de un deportista antes de una competición: nos mantiene en "el presente", nos ayuda a darnos cuenta de lo que necesitamos antes de empezar y nos prepara anímicamente para encarnar al personaje.

Durante el espectáculo, nos ayuda a mantener la concentración activa a pesar de posibles errores, del comportamiento del público o de cualquier situación que nos puede desconcentrar. La concentración controla nuestros niveles de estrés y marca la calidad de nuestro trabajo arriba del escenario.

Por otro lado, un cuerpo elástico y flexible es un cuerpo expresivo; por eso, mantener y potenciar nuestra elasticidad física, ayuda a que cualquier acción escénica se convierta en una obra de arte y que crear un personaje sea una experiencia inolvidable desde el punto de vista físico. La flexibilidad nos permite trabajar cualquier gesto del "actante" disfrutando al detalle, sin tener que sentirnos limitados por nuestras capacidades expresivas.


La concentración y la elasticidad se entrenan gracias a deportes como el YOGA: esta disciplina física y mental que tiene sus orígenes en India, mezcla la meditación con el trabajo corporal. Sus posturas coordinadas con un trabajo respiratorio, obligan a la persona que lo practica a mantenerse concentrada y a pasar de una postura a otra de manera fluida y relajada aumentando a la vez, su flexibilidad. Os aconsejo que practiquéis esta disciplina recién despiertos o antes de acostaros y que muchos de sus ejercicios los apliquéis a vuestro calentamiento previo a un espectáculo. Siempre que estéis con alguna postura de Yoga, acostumbrad vuestra mente a mantenerse conectada a vuestro cuerpo, a vuestra respiración y a vuestro estado de ánimo; un verdadero paralelismo con nuestro estado psico-físico actuando.



HIPOPRESIVOS ABDOMINALES: RESPIRACIÓN Y CONCIENCIA CORPORAL


Cuando nuestra mente está centrada en "el presente" o en alguna acción del personaje, las actividades vitales del cuerpo se acoplan a cómo nos sentimos emocionalmente y la respiración es una de ellas. Respirar parece algo sencillo, pero hacerlo bien para que el cuerpo aproveche sus beneficios a veces no es tan fácil, y menos cuando estamos arriba del escenario donde el estrés y los nervios nos afectan. Respirar es absorber energía y prepararse para vivir; controlarla necesita un trabajo físico y consciente muy desarrollado. Parece que respirar sea solo "meter aire en los pulmones", pero realmente cómo entra y sale ese aire va a afectar a muchas aspectos de nuestro personaje: su voz, su ritmo, sus emociones, su energía, etc.

La respiración depende de un trabajo físico que nuestro cuerpo tiene que memorizar de forma correcta ya que después tenemos que reproducirlo sin pensar; de ahí la importancia de trabajar con ejercicios de HIPOPRESIVOS y con toda la musculatura abdominal. Dominar una correcta respiración además, es uno de los puntos de partida para que un actor no dañe su voz durante varias horas de función. Dominar nuestro instrumento vocal alarga nuestra vida como artistas.


Trabajar ejercicios abdominales de hipopresivos es adecuado hacerlo por la mañana, ya que por la noche podría impedirnos dormir de forma tranquila. Al ser una actividad que trabaja con los abdominales en posturas más o menos forzadas es aconsejable practicarlo en conjunto con el Yoga para sumar los beneficios de las dos actividades. Sus beneficios son múltiples, pero el más reconocido es aumentar nuestra capacidad pulmonar, que en conjunto con el trabajo diafragmático, hace que podamos fortalecer y alargar nuestra dosificación del aire al hablar.


EJERCICIOS DE FUERZA: AGILIDAD Y FUERZA FÍSICA.


Es cierto que siempre decimos que el actor tiene que conectar con sus emociones desde un estado de "relajación activa", pero durante una función también es necesario que muestre su fuerza corporal en determinadas acciones. Ver a un artista ágil y que sea capaz de sostener el peso de su cuerpo y desplazarlo por el escenario con agilidad y facilidad es un factor determinante en la reacción del público. Levantarme de un salto, coger en brazo a un compañero/a, aguantar el peso de mi cuerpo en determinadas actividades, deberían ser requerimientos básicos para cualquier artista; no se trata de tener un cuerpo esculpido, sino un cuerpo que sepa sostenerse y expresar sin limitaciones.

Por ejercicios de fuerza entendemos trabajo con pesas o ejercicios funcionales con nuestro peso corporal. A menudo me encuentro con alumnos de 20 años que no son capaces ni de hacer una flexión bien hecha, eso se traduce a que no tienen destreza para levantar su cuerpo en cualquier situación. Tener una musculatura tónica es síntoma de salud y de adaptación a cualquier personaje. Además, poder levantar un cierto tipo de peso, proporciona al cuerpo un nivel de energía que a veces en el escenario muchos actores no tienen. No se trata de inflar la musculatura haciendo pesas, pero de que los músculos de nuestras piernas, brazos, hombros, y pectorales sean capaces de sacar energía cuando lo necesitemos y poder aguantar, por lo menos, nuestro peso en determinadas situaciones y en determinadas posiciones corporales requeridas por los personajes.


ZUMBA y STEP: COORDINACIÓN FÍSICA, RITMO y MEMORIA COREOGRÁFICA.


Ya sabéis que la formación musical para un actor es fundamental, lo hablo muy a menudo en todos los directos que he hecho hasta ahora en nuestra cuenta de Instagram; pero en este caso, hablo de conocimientos musicales y de ritmo que se puedan llevar también al cuerpo para poder defender una coreografía o simplemente darle al personaje un ritmo vital proprio. Cada uno de nosotros tiene un una forma de ser que está muy relacionada con un ritmo vital, por lo tanto saber llevar otro ritmo distinto al nuestro, nos ayuda a que podamos crear un personaje que tenga otra energía y otra forma de enfrentarse a la vida. Siempre que trabajemos en un escenario, tendremos que enfrentarnos a coreografías corporales o de danza que debemos convertir en algo natural desde el personaje; para ello lo ideal es tener una formación en baile, pero es cierto que deportes como Zumba y Step son actividades perfectas para trabajar el ritmo, la coordinación física y la memoria coreográfica.

Una buena manera de poner en práctica lo que aprendemos en estas clases es usar la misma coreografía mientras repasamos un texto de memoria; eso nos obliga a retener fisicamente una serie de movimientos y hablar a la vez, haciendo que la mente trabaje sobre dos frentes: el cuerpo y la mente.


RUNNING: FONDO, RESISTENCIA Y ENERGÍA.


Aguantar casi 2 horas de función, o si estamos trabajando en un musical casi 3h, hace que nuestro cuerpo tenga que hacer un sobre esfuerzo físico. Puede que después de una hora de trabajo intenso, debido al personaje o a las escenas, notemos que estamos cansados, que nos cuesta respirar, etc. eso provoca que, a la hora de seguir hablando, forcemos nuestra voz y que nuestro cuerpo en general se vea afectado por el cansancio. Todos estos síntomas denotan falta de fondo físico que se puede solucionar si empezamos a tener una rutina de entrenamiento aeróbico practicando RUNNING. Este tipo de deporte ejercita el corazón y hace que podamos aumentar nuestra capacidad de aguantar una actividad física exigente.

Lo ideal sería empezar a correr mínimo unos 20 minutos; no es necesario que sea una carrera rápida, la velocidad se añadirá con el tiempo, lo importante es poder aguantar sin parar. A partir de ahí hay que intentar ampliar el ejercicio hasta 1h. Esa capacidad física nos va a proporcionar más energía a la hora de estar en un escenario, más aguante respiratorio y físico, además que conseguir que el cuerpo se canse menos después de cada función y se recupere más rápido.


Los beneficios del deporte en nuestra vida en general son ampliamente conocidos y estudiados, pero creo que los actores no somos conscientes que una preparación física adecuada puede aportarnos más calidad a nuestro trabajo escénico. En general, estas actividades son beneficiosas también para todo tipo de artista como cantantes, bailarines, músicos, etc.



Como consejo final, os diría que no busquéis en el deporte solo una manera de sentiros guapos estéticamente, sino una forma de mejorar y alargar la calidad de vuestra vida artística y personal.



Contacto

​Tel: 695 36 25 78​           info@accionescenica.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Canal de Youtube Acción Escénica
  • Icono negro Pinterest
  • Icono negro LinkedIn

© 2019 by Acción Escénica